Ejemplos de transformación de energía

La energía es la capacidad que tiene un cuerpo para realizar un trabajo. Esta definición puede que a los profanos nos suene algo extraña, pero desde el punto de vista de la física es la definición clásica. Explicándolo desde un punto de vista más sencillo podríamos decir que la energía es una propiedad típica que nos permite que los objetos físicos puedan realizar algún tipo de acción concreta.

¿Puede la energía transformarse?

Sí, de hecho, La ley física de la transformación de la energía establece que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Con lo cual, una energía puede transformarse en otra.

¿Existen diferentes tipos de energía?

Sí, existen varios tipos de energía distintos, y la energía es susceptible de transformarse en cualquiera de ellas. Vamos a poner algunos ejemplos en primer lugar, de los tipos de energía más clásicos. Hablamos de energía cinética, energía potencial, energía eléctrica, energía solar, energía calorífica, energía química, energía mecánica y energía atómica. Siendo estos los tipos de energía más conocidos.

Ejemplos de transformación de energía

Vamos a poner algunos pocos ejemplos, pero muy claros, de transformación de energía. El primero que se nos viene a la mente es cuando hablamos de energía eólica (la fuerza del aire, una energía) se convierte en energía eléctrica con la utilización de molinos de vientos.

Esa misma energía eléctrica que se ha generado con los molinos, se transformará más adelante en energía lumínica, y en calor al ser utilizada en un foco.

La energía atómica, cuando se utiliza en la fabricación de bombas, puede convertirse en energía calorífica, ya que al generar grandes explosiones lo que se produce es una liberación (y por ende transformación) de esa energía en energía calorífica.

Opina

*