Ejemplos de infinitivos

El infinitivo es una forma de los verbos los cuales suelen compartir algunas similitudes con los sustantivos. Esta forma verbal no distingue entre personas, animales o número. Un infinitivo es una acción representada en una palabra, es decir que expresa la idea de una acción determinada sin especificar tiempo o circunstancia.

La característica principal de los infinitivos son las terminaciones de sus sílabas las cuales siempre serán “ar” “er” o “ir”. Por ejemplo: saltar, correr, dormir, escribir, comer, cocinar.

Otra característica importante es que puede ser utilizado también como un verbo auxiliar.

Algunos ejemplos de infinitivos conjugados en oraciones son los siguientes:

  • Ver para creer
  • No estacionar
  • Prohibido fumar
  • Cerrar la llave del baño

Existen también dos tipos de verbos infinitivos:

  • Infinitivo simple: este está formado por una sola palabra, por ejemplo: cantar, cocinar, estudiar.
  • Infinitivo compuesto: este está conformado por el verbo haber en su forma infinitiva más otro verbo en tiempo participio, por ejemplo: Haber comido pasta fue una excelente opción.

Los infinitivos también ejercen ciertas funciones en los sustantivos por tal razón también puede funcionar como sujeto, modificador de nombre, adverbio, adjetivo o modificador del verbo.

Infinitivos como sustantivos

Algunos de los ejemplos de infinitivos cuando estos se utilizan como sustantivos, son los que se muestran a continuación:

  • Infinitivo como sujeto: En este caso el infinitivo puede incluir el verbo y el sujeto a la misma vez: Quiero comprar un auto.
  • Complemento directo: El infinitivo complementa al verbo principal: No quiero salir sola de noche.
  • Modificador de un nombre: Tengo la idea de estar en el lugar equivocado.
  • Modificador de un adjetivo: Es posible solucionar el problema.
  • Modificador de un adverbio: Por el momento ninguno puede solucionar mi problema.
  • Infinitivos nominalizados: algunos infinitivos se han convertido en sustantivos masculinos.

El saber

El poder

El haber

El amanecer

El parecer

Infinitivos con preposición

Algunos infinitivos necesitan ser antecedidos de una preposición para conservar su sentido gramatical. Algunos ejemplos de infinitivos con preposición son:

  • Estoy cansada de
  • No te marches sin firmar el papel.
  • Se ha ido sin decir adiós.

Infinitivos/subjuntivos

Los infinitivos son utilizados como complemento de objetos directos, cuando el sujeto del verbo a conjugar es el mismo que el sujeto del infinitivo.

Quiere disfrutar de los placeres de la vida (él quiere/él disfruta)

Prefiero vivir solo. (Yo prefiero/Yo vivo)

Opina

*