Ejemplos de cambios químicos

Los cambios químicos son una suerte de alteraciones que sufre la materia y que a diferencia de los cambios físicos, si alteran su naturaleza, es decir, su composición. La diferencia es muy clara en este sentido, ya que los materiales cambian sus propiedades.

¿Cómo se produce un cambio químico?

Un cambio químico se produce de la misma manera que se produce un cambio físico, mediante una alteración en la energía. En la práctica también estamos hablando mayoritariamente de una variación en la temperatura, aunque también puede deberse a otros factores.

La transformación que se produce en un cambio físico es tanto a nivel microscópico como molecular, con lo cual los materiales que de manera inicial tenían unas propiedades cambian por otras distintas al final de este cambio.

Como decíamos, estos cambios además de consumir energía, en muchas ocasiones también la producen, liberan energía para realizar el cambio. No suelen ser reversibles, pero según los componentes de los mismos pueden serlo.

Los cambios químicos están presentes en el día a día y son una cuestión habitual, ya que se producen con cambios naturales que tenemos alrededor en todo momento. De hecho, nosotros mismos sufrimos cambios químicos en nuestro día a día. Ya que nuestro cuerpo se oxida con el paso del tiempo, y la oxidación es precisamente un cambio químico de este tipo.

Ejemplos de cambios químicos

Por ejemplo la combustión química que se produce al quemarse la madera, donde se reduce a cenizas y libera gases, es un proceso evidentemente irreversible.

La corrosión o el óxido que se produce al dejar un metal al aire libre también es una transformación química, la cual tampoco es reversible.

Opina

*