Ejemplos de animales ovíparos

Los animales ovíparos son aquellos cuya reproducción incluye el depósito de huevos en un medio externo a fin de que los mismos se acaben de desarrollar previo a la eclosión de los mismos. Los animales ovíparos son un amplio grupo de especies que tienen algunas características en común y bastantes diferencias entre sí.

Por poner un ejemplo, todas las aves son ovíparas, es decir ponen huevos, los cuales se desarrollan en un medio externo. Además, también la mayor parte de los insectos, peces, anfibios y reptiles son también ovíparos.

Repasando algunos ejemplos clásicos de ovíparos

Por tanto, por poner algunos ejemplos de diferentes especies hablaremos en primer lugar de las aves, en donde las palomas, gorriones o águilas, son ovíparos.

En el caso de los insectos, algunos tan comunes como las arañas o los escorpiones son también ovíparos.

Si hablamos de los peces, la mayor parte de ellos son también ovíparos, especies como el Atún, o el tiburón, son ovíparos.

Reptiles como el cocodrilo, también son ovíparos.

Existen incluso, algunos pocos mamíferos, que también son ovíparos, este es el caso de animales tan poco habituales como el ornitorrinco.

Dentro de los ovíparos, existen diferencias, como los que ponen huevos secos, tanto reptiles como insectos, o los que ponen huevos en el agua, tales como peces y anfibios.

Incluso entre ovíparos las diferencias en la producción de huevos son notables, por ejemplo la tortuga marina llega a poner hasta 200 huevos, y algunas aves ponen menos de una docena de huevos.

Las conclusiones que sacamos después de recorrer algunos de los principales animales ovíparos, son fundamentalmente saber que las diferencias entre ellos son extremadamente grandes y que lejos de lo que pudiera parecer, animales tan diferentes como una gallina y un tiburón comparten una característica.

Opina

*